• facebook
  • flickr
  • google
  • instagram
  • lastfm
  • linkedin
  • spotify
  • twitter
  • Goodreads
  • GitHub
  • juanignaciosl.github.io
  • Medium
“Un fracaso, un éxito”

“Un fracaso, un éxito”

“Un fracaso, un éxito”. Ese ha sido el tema de la LechazoConf“Un fracaso, un éxito”. Lo elegimos el 4 de enero (para que os hagáis una idea del tiempo que se invierte en organizar un evento así), con los votos de 10 personas. El viernes, en el “calentamiento”, un ponente me confesaba que preparar esta charla le había “levantado ampollas”. Ayer, viendo algunas de las charlas, casi me sentí culpable, al ver cómo alguno de los invitados aireaba trapos sucios con cara de circunstancias, o directamente se abría en canal ante 200 personas. Si estuviste allí, o si ves los vídeos (desde Autentia los colgarán en cuanto puedan) y ninguno te emociona, es que no tienes sangre en las venas. Piensa la última vez que contaste en voz alta algo desagradable para ti, algo que salió mal. Ahora, proyéctate en un auditorio e imagina 400 ojos y una cámara enfocándote. Mil gracias, aplausos y abrazos a todos los ponentes, porque, en mi opinión (y en el de mucha gente), el nivel fue espectacular.

La elección del tema no era baladí. Es obvio que nos mirábamos en la fantástica TarugoConf, y en cómo David Bonilla imprimió su marca personal para componer una conferencia que tuviese sabor a Bonilla (y a pulpo). Desde Cylicon Valley y Solid Gear como organizadores la comida estaba clara, pero la chicha no. Comenzamos con un brainstorming y todos los temas tenían un común denominador: queríamos contenido real. Es frecuente toparte con charlas venta de libro, pero libros de fantasía. Tras una ajustada votación, éste fue el tema vencedor. Y creo que fue un acierto por varios motivos: garantizaba que los ponentes hablarían de temas tangibles, concretos y reales; se aprende más de los errores que de los éxitos; y mitigábamos el sesgo del superviviente.

En los últimos meses estoy yendo a muchas conferencias y jornadas (charla en CAS, 2 en Cylicon, #FromTheTrenches, Socracan, LechazoConf, Pamplona Software Craftmanship, AOS, TarugoConf y más que quedarán) en parte para promocionar IDIOM COACH, en parte por CARTO (we’re hiring!), en parte por lo que aprendo, pero sobre todo porque me gusta, me lo paso bien y conozco y hablo con gente súper interesante que de otra forma no podría. Y es cierto que el nivel de las charlas (empezando por las mías, ¿qué valor tiene mi opinión sobre cómo elegimos la tecnología?) es desigual. Alba Roza, quizá una de las personas que más asiste a ellas en este país, es abría tímidamente la caja de Pandora hace unos días, comenzando un conato de debate en el que se pide más madera. Pase que odio organizar cosas, pero si iba a ayudar a organizar algo, que mereciese la pena. 

No entraré en el tema de la escasez de charlas técnicas porque la LechazoConf no iba a ser un evento técnico, pero sí queríamos que fuese de calidad. Y para dar charlas de calidad se tiene que dar, en mayor o menor equilibrio, dos factores: preparación y cotidianidad. Hay gente que acude a un C4P con un tema que conoce pero no domina y después lo clava porque se lo trabaja durante meses (y sí, luego lo repite, porque lógicamente hay que amortizar la inversión). Por otra parte, si dominas el tema o lo tienes interiorizado, prepararlo es establecer un tema claro (“a qué quieres llegar”) y una línea argumental para la presentación. El tema elegido ponía los pesos en esta última balanza. Los ponentes aceptaron el reto, y de qué manera. Félix, Santana y Vanesa desgranaron su forma de gestionar. Jorge, Rita, María, Dani y Alejandro hablaron de dos proyectos concretos. Antonio, Luis Rodríguez, y Pablo, de la trayectoria de sus empresas. Bonilla, de su experiencia profesional.

No creo que haya una “burbuja de eventos” (RAE: “Incremento exagerado del precio de ciertos bienes respecto de un valor estimado según criterios objetivos”), porque tenemos alrededor muchísimo valor que airear (poca gente conoce ShuttleCloud o PlasticSCM, empresones). Y, si existiese, creo que la LechazoConf no habría contribuido a ella, porque planteamos un reto duro y los ponentes lo superaron con holgura.

Sigamos haciendo eventos. Sigamos haciendo charlas. Y, con ello y para ello, sigamos aprendiendo y mejorando. Hagamos músculo.

Fotos de la LechazoConf

¿Me dejas una respuesta?