• flickr
  • instagram
  • lastfm
  • linkedin
  • spotify
  • twitter
  • Goodreads
  • GitHub
  • juanignaciosl.github.io
Postmortem de 2020, propósitos 2021

Postmortem de 2020, propósitos 2021

Repasando el 2020

Como otros años, los objetivos que se podían contar en público fueron a un post. Miremos lo que he conseguido cumplir y lo que ha dado de sí este raro año…

Lara es una peque feliz :) Hasta septiembre (con altibajos por lo obvio) seguí estando con ella desde que se levantaba hasta la hora de comer, trabajando por las tardes. Muy exigente, pero el primer añito de la peque es una época muy especial. Desde septiembre va a la guardería, y además de hacernos la vida más fácil ella se lo pasa fenomenal, así que todo el mundo contento :)

Tierra.co va muy bien. La parte técnica tiene margen de mejora pero está mucho mejor que hace un año, y el equipo está haciendo un trabajo estupendo, y feliz. Pasamos de BBDD recreada manualmente a reproducible e incremental vía ETL, los despliegues son seguros, tenemos tres entornos… Los primeros meses fueron especialmente duros, trabajando desde las 15:00 hasta que me daban las fuerzas (y después cruzar los dedos a ver qué noche teníamos), pero había mucho que hablar y poner en común y el solape con México y Estados Unidos era importante. Después pasamos unos meses más estables, para terminar en un fin de año frenético. Comenzamos a cerrar contratos gordos a la vez que uno de los socios cofundadores dejaba de estar en el día a día, y yo cogí más responsabilidades. Como Tech Lead, además del trabajo puramente de desarrollo y de gestión de ingeniería ya venía haciendo de puente entre negocio e ingeniería, y en los últimos meses estoy más implicado con ventas, contratos e incluso inversores. Es genial (uno de los motivos para entrar en una empresa en fase seed era aprender de todo esto), pero está siendo agotador. Estamos a punto de incorporar a alguien más al equipo, eso debería ayudar :)

La escritura se resintió un poco, pero ni tan mal. No pude mantener la cadencia de relato semanal y además tener proyectos novelescos, pero algo hice: MADRID-34, un pequeño libro de relatos ambientado en un Madrid distópico y pandémico dentro de catorce años. Fue mi forma de canalizar el confinamiento duro y las emociones de estos meses. Todavía busco editorial, pero el trabajo está hecho. Aparte, he seguido haciendo relatos y he comenzado una novela (con escaleta y planificación) que espero terminar este año. Tenía como objetivo ganar algún concurso de relatos, y no lo conseguí, pero quedé finalista en 3, menos da una piedra (invertí medio año en relatos para el libro, que no presenté a ningún concurso, así que hice menos fondo de armario de lo esperado). A ver el año entrante.

Lectura, bien, muy bien. 36 libros, entre los que destaco dos de Mariana Enríquez, Sobre los huesos de los muertos, pequeñas mujeres rojas, El vano ayer, y algún clásico como La peste, El talento de Mr. Ripley o El túnel. Además, año y medio después, terminé la Antología del cuento norteamericano, muy recomendable si te gustan los relatos, aunque de dimensiones mastodónticas. Entre los comics, alguna relectura y el muy, muy recomendable Mr. Milagro.

La campaña de Tomb of Annihilation tuvo que ser interrumpida por la pandemia (el rol es en parte excusa para juntarnos, lo de continuar online no nos llamaba), esperemos poder finalizarla en 2021. Objetivo no cumplido «por causas ajenas».

El WeCode salió muy bien y la Lechazo, para la que teníamos un cartelón espectacular, no pudo ser. Pero llegué desfondado, desanimado y muy deprimido. Por más que adore a la gente de Cylicon, me bajé del carro de organizar nada más, al menos por ahora.

Sobre velocidad con el teclado, superé la barrera de las 75 palabras por minuto hace unos meses, y desde hace tiempo me encuentro muy cómodo con él y con el cambio de layouts entre inglés y español. Probablemente siga midiéndome de vez en cuando, pero más por curiosidad que por ejercitar. Y, lo más importante, mis dedos están mucho mejor (objetivo clave cumplido). Generalmente no me duelen y hace meses que no se «atascan». Me voy a cambiar a los switches Kahli Silver, más livianos, a ver si acabamos de quitar los problemas.

Con la pandemia, la posibilidad de participar más en cosas de la ciudad se redujo mucho, e incluso abandoné la asistencia a un grupo de lectura de novela negra. Otro no cumplido «por causas ajenas».

Fuera de objetivos…

2021, objetivos

TL;DR: seguir viviendo, cuidando y cuidándome, y disfrutar más.

Lara y la familia.

Tierra, 2021 va a ser un año muy importante. Debemos amortizar lo hecho en 2020 y construir encima para dar la puntilla a los primeros objetivos a corto plazo, que nos den confianza y foco. En lo individual, seguir mejorando en nuestra pila hasta sentirme cómodo de arriba a abajo, y quizá empezar a mirar alguna innovación.

Quiero mantener ritmo de escritura para llevar los «deberes semanales» y conseguir terminar mi primera novela, y eso pasa por escribir un poco cada día.

Mantener el objetivo de lectura en 30 libros es realista. Y quiero leer algo de poesía, que este año no ha caído nada de nada.

Retomar lecturas técnicas. Tras un año «viviendo de las rentas», centrándome solo en el día a día, este año quiero retomar la mejora técnica. Eso sí, por cuestiones de tiempo, quiero centrarme en lo que vaya a aplicar en el corto plazo (mantenimiento/iteración), o medio (cambios de calado en mi contexto), nada de «leer un poco de todo». Eso probablemente se traduzca en Postgres/PostGIS, React, Typescript, Deck.gl, GraphQL, AWS, management… Quizá podcasts «de fondo»… Ya veré cómo hacer esto.

En rol, si conseguimos retomar lo presencial y terminar la campaña será una buena noticia. Aparte, me encantaría comenzar otra, aunque fuese online, con Vampiro 5ed, comprado este año por vicio, pero probablemente sea demasiado.

Tengo que bajar de peso, entre mínimos y máximos de este año hay unos cinco kilos, que no es mucho, pero en alguien chiquitajo como yo se traduce en prominente panza que hay que mantener bajo control :_).

Volver a quedar con las amistades en cuanto la emergencia lo permita. En los últimos nueve meses prácticamente puedo contar con los dedos la gente con la que he estado, y así tenía que ser, con las menores excepciones posibles, pero las ganas y la necesidad están ahí. A ver si puede ser de conciertos…

En lo de disfrutar, además de lo anterior, seguir dándole a las Oculus, que están siendo mi mejor herramienta de desconexión. Igual incluso comienzo a usarlas con el ordenador.

One more thing…

Gracias por llegar hasta aquí :). Si tienes ganas, déjame un mensaje en Twitter, un correo o lo que te apetezca. Y si no, un fuerte abrazo. ¡Disfruta!

EDIT: por curiosidad, me gestiono las tareas con Remember the Milk, desde recordatorios para amortizar hipoteca a regar las plantas o la lista de la compra. Me dice que he hecho 3000 tareas:

¿Me dejas una respuesta?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.